Niños ente 0 a 5 años
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Para evaluar nutricionalmente a los niños entre los 0 y 5 años debemos utilizar las referencias entregadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Índice de Masa Corporal es una herramienta útil para ser utilizada en niños porque tiene una buena correlación con  la cantidad de grasa corporal y permite identificar en forma temprana el sobrepeso y  la obesidad.

COMO UTILIZAR ESTAS GRÁFICAS

Primero se debe pesar y medir  al niño sin ropa o con la menor cantidad de ropa posible.

Para determinar la relación del Peso para la Edad y de Longitud/Talla para la edad utilice las gráficas correspondientes.

Niños
Niñas
 Gráfico de Altura
 Gráfico de Altura
 Gráfico de Peso
 Gráfico de Peso
 IMC  IMC

Si quiere determinar el Índice de Masa Corporal (IMC) de su niño o niña divida el peso  (kilos, kg.)

por la talla al cuadrado (metros, m.).

IMC= Peso (kg.)

Talla 2 (m)

Use las gráficas correspondientes, Gráfica azul para niños y Gráfica roja para niñas.

En la gráfica de  IMC usted puede determinar el estado nutricional actual de su niño.

Desnutrición* Bajo -2 d.e
Normal Entre +1 y-1 d.e.
Sobrepeso** Entre +1 y +  2 d.e
Obesidad** Sobre 2 d.e

No olvide siempre evaluar peso para la edad y talla para la edad para observar el crecimiento en general

 

Sabía usted que ...

Hierro
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Este elemento ha sido reconocido como uno de los nutrientes esenciales por sus numerosas funciones en el organismo.

El hierro se encuentra contenido fundamentalmente en los alimentos de origen animal como carnes (vacuno, cerdo, aves, pescados). A este hierro se le denomina “Hierro Hem”.

También se encuentra en alimentos de origen vegetal, leguminosas como porotos, cereales integrales y frutas secas. Este hierro se denomina “Hierro No Hem”. En el organismo, el hierro se encuentra formando parte de numerosos sistemas: médula ósea, glóbulos rojos, músculo, también en enzimas y ligado a proteínas en la sangre. Del hierro que se ingiere a través de los alimentos, se absorbe sólo un 25% en el caso del “Hierro Hem” y un 5% del hierro contenido en vegetales o “Hierro No Hem”. En personas con necesidades aumentadas, esta absorción puede mejorar, especialmente en el caso del “Hierro No Hem” cuando se ingiere acompañado de productos ácidos, como jugos de frutas y con azúcares.

El déficit de hierro produce anemia ferropriva, que es uno de los problemas nutricionales más frecuentes en el niño menor de dos años y en la embarazada y que debe ser tratado con una dieta adecuada y con suplementos de hierro. Un déficit de hierro permanente, especialmente en niños, se ha correlacionado con menor rendimiento intelectual y con una menor capacidad inmunológica (respuesta a las enfermedades).

El exceso de hierro, dado por el consumo indiscriminado de suplementos y en personas con algunos determinantes genéticos, se relaciona con el desarrollo de una enfermedad de depósito denominada hemocromatosis. No se recomienda el uso de suplementos de hierro en mujeres sanas postmenopaúsicas y en adultos mayores, porque aumenta el riesgo de enfermedades al corazón y alteraciones del colesterol sanguíneo.