¿Qué son los fitoesteroles y fitoestanoles?
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

¿Qué son los esteroles?

Los esteroles son un grupo de componentes esenciales para la formación de las membranas celulares, tanto en animales como en vegetales. Como ejemplo, un tipo de esterol es el conocido colesterol, que es producido por el cuerpo humano y que además se ingiere en la dieta a través de alimentos de origen animal. El colesterol está presente en las membranas celulares de los mamíferos en general, donde cumplen numerosas funciones. Existen múltiples tipos de esteroles ya sea de origen vegetal o de origen animal.

¿Qué son los fitoesteroles?

Son esteroles de origen vegetal que se encuentran sólo en plantas y que tienen una estructura (forma) semejante al colesterol (son parecidos con cadenas de 28 y 29 carbonos, C28 o C29). Los fitoesteroles, a diferencia del colesterol, no son sintetizados o formados por el cuerpo humano y son escasamente absorbidos por el intestino.

¿Qué función cumplen los fitoesteroles en la naturaleza?

Los fitoesteroles cumplen una función similar a la del colesterol en el cuerpo humano, es decir, tienen importancia en la formación y mantenimiento de las membranas de las células, pero en este caso, en los vegetales y plantas. La mayor cantidad de fitoesteroles que provee la alimentación son: el sitosterol (C-29), campesterol (C-28) y estigmasterol (C-29). En las dietas de países occidentales, con poco consumo de verduras y frutas, los fitoesteroles representan menos del 50% de la ingesta diaria del total de esteroles y donde el porcentaje restante corresponde a colesterol que proviene y se encuentra sólo en alimentos de origen animal.

¿Qué son los fitoestanoles?

Algunos fitoesteroles que se encuentran disponibles en la naturaleza corresponden a formas saturadas de esterol, formando los denominados fitoestanoles, (sitostanol y campestanol), los cuales después de un proceso especial (la esterificación) forman ésteres de estanol. En la naturaleza los ésteres de estanol son la forma más frecuente de los esteroles vegetales

¿Dónde se encuentran naturalmente los fitoesteroles/ fitoestanoles?

 Los fitoesteroles se encuentran presentes en soya, almendras, nueces. Los fitoestanoles se encuentran naturalmente en la pulpa de los árboles como el pino, en los cereales, especialmente trigo y maíz y en aceites vegetales, tales como, el aceite de oliva y maíz. Las dietas occidentales contienen diariamente entre 100 a 300 mg de fitoesteroles y 20 a 50 mg de fitoestanoles.

¿Quieres conocer la estructura química de los esteroles?

ESTRUCTURA DE ESTEROLES, COLESTEROL Y FITOESTEROLES

¿Se absorben en el intestino los fitoesteroles/fitoestanoles?

La absorción del colesterol que proviene de la dieta es mucho mejor que la absorción de los fitoesteroles y fitoestanoles. Entre un 20 a 80% del colesterol total se absorbe versus los esteroles vegetales que alcanzan sólo entre un 0,5 a 15% de absorción. El grado de absorción de los fitoesteroles depende del largo de la cadena lateral en la molécula. Los que presentan una cadena lateral más larga tiene una menor absorción porque se incrementan sus características hidrófobos (son rechazados por el agua).

La hidrogenación de los fitoesteroles para llegar a fitoestanoles hace que se conviertan en componentes casi no absorbibles. Por ejemplo, la absorción de sitostanol ha sido estimada entre 0 a 3% y sus niveles en la sangre son prácticamente indetectables

¿Se pueden incorporar fitoesteroles/fitoestanoles en los alimentos?

Actualmente se incorporan fitoesteroles y fitoestanoles a alimentos que naturalmente no los contienen o están presentes en forma residual como leches, yogurt, margarinas y aceites. Esta adición se efectúa con el fin de lograr un aumento de estos componentes en la dieta diaria y contribuir a obtener algunos beneficios en salud, en especial, los relacionado con la disminución del colesterol sanguíneo y por ende contribuir a cuidar la salud del corazón.

¿Cómo actuan los fitoesteroles/ fitoestanoles en el organismo?

En el intestino los fitoesteroles y los fitoestanoles interfieren en la absorción del colesterol proveniente de los alimentos, así como también, del colesterol presente en la bilis. Existen varios mecanismos que podrían explicar este resultado:

Se disminuiría la capacidad del colesterol para disolverse en las grasas desplazando de esta manera al colesterol de las sales biliares e interfiriendo con su absorción.

Se limitaría el transporte del colesterol través de las membranas celulares del intestino.

¿Cómo reacciona el organismo al consumo de los fitoesteroles y fitoestanoles?

Cuando se disminuye la absorción de colesterol en el intestino, se produce una formación o síntesis compensatoria de colesterol por parte del hígado que se refleja en el incremento de precursores sanguíneos de éste. Sin embargo, a pesar de esta mayor producción los estudios muestran que en el balance neto final se produce una reducción del colesterol sanguíneo total y del colesterol LDL (colesterol malo). Los estudios muestran que no se produce cambios en el nivel de colesterol HDL (colesterol bueno).

¿Con qué cantidad de fitoesteroles y fitoestanoles diarios se pueden obtener beneficios?

Se estima que con 0,8 a 2 gramos diarios de fitoestanoles (que corresponden a 1,4 a 3,4 gramos de ésteres de estanoles) y con 1,3 gramos diarios de fitoesteroles (que corresponden a 1,9 de ésteres de esterol) se observaría una baja del colesterol sanguíneo total de alrededor de un 10%, siempre y cuando se consuma diariamente, por tiempo prolongado y acompañado de una dieta saludable. Los estudios demuestran que ingestas diarias mayores a las mencionadas no generarían una mayor reducción del colesterol. Los estudios muestran un mayor efecto de los fitoestanoles que de los fitoesteroles en reducir la absorción y los niveles de colesterol.

¿Los fitoesteroles y fitoestanoles sirven por igual a todos las personas que los consumen?

No, los estudios científicos muestran que existe una base genética que determina una mayor o menor disminución del colesterol LDL cuando se ingieren estos compuestos, de tal modo que, no todas las personas tienen los mismos resultados cuando se ingieren estos productos. Los fitoesteroles parecen ser más efectivos en disminuir los niveles de colesterol en personas que tienen una mayor capacidad de absorber colesterol dietario a nivel intestinal y en aquellos que producen menos colesterol.

¿Qué efectos adversos se describen en relación al consumo de fitoesteroles/fitoestanoles?

Estudios recientes han evaluado el efecto de fitoesteroles y fitoestanoles en la absorción de compuestos tales como carotenos y otras vitaminas liposolubles. Ambas compuestos, fitoesteroles y fitoestanoles podrían disminuir en algunos sujetos los niveles de carotenos, no siendo de todos modos una respuesta universal. Se ha podido observar también, que una alimentación rica en frutas y verduras y baja en grasas puede evitar la disminución de los niveles de niveles de B caroteno que han sido observados con el consumo de fitoesteroles.

También algunos estudios muestran que después de haber consumido en forma continua y por tiempo prolongado alimentos adicionados con fitoesteroles y fitoestanoles, al suspenderlos se puede producir un alza de colesterol o efecto de rebote.

¿Existen en Chile alimentos con fitoesteroles/fitoestanoles?

Si, en Chile existen dos variedades de productos adicionados con estos esteroles:

  • La margarina Bonella Proactiv que aporta 0,6 gramos de ésteres de fitoesteroles en una cucharadita de té (7gramos), la empresa recomienda en su rótulo consumir alrededor de 20 gramos día en forma regular (alrededor de cuatro cucharaditas días).
  • Yogurt Benecol adiciona 3,5 gramos de ésteres de estanol por pote.

Estos dos producto contribuirían a reducir el colesterol sanguíneo en alrededor de un 10% siempre y cuando se consuman al menos 4 cucharaditas de margarina diariamente o un yogurt con fitoestanoles diariamente, sin interrupciones y por un tiempo prolongado.

Quizás el mayor contrasentido de estas indicaciones derive de recomendar a una persona que tiene niveles elevados de colesterol, un consumo de margarina importante todos los días y en forma prolongada. Porque en los pacientes con dislipidemia, siempre se recomienda reducir el consumo total de grasa en la dieta diaria. Y por otra parte, si el producto señalado se consume en forma ocasional, un día margarina y otro día se reemplaza por otro alimento, bueno, entonces no hay efecto. Esto significa que por sobretodo, aquellas personas con niveles de colesterol sanguíneo alto, no deben confiar en forma absoluta el cuidado de su salud a productos con funciones especiales, sino que entender que ellos representan una ayuda, pero no la solución. Ellos contribuyen al descenso del colesterol bajo, siempre cuando además se cumpla con el consumo de una dieta saludable

¿Si yo tengo el colesterol sanguíneo alto es suficiente consumir estos alimentos para solucionar mi problema?

No, estos alimentos sólo contribuyen a mejorar el nivel sanguíneo de colesterol cuando se consumen diariamente, sin interrupciones y por tiempo prolongado. Ellos no tienen un efecto como el de los medicamentos. Siempre debe tenerse presente que ellos son un complemento a otras medidas como una alimentación saludable, baja en grasas, especialmente saturadas e hidrogenadas y ricas en verduras y frutas. Las personas que tienen el colesterol alto deben controlarse siempre con un médico especialista quienes dependiendo del caso puede indicar además un medicamento hipolipemiante (que baja el colesterol) con el objeto de obtener su normalización.
¿Quieres saber más de hipercolesterolemia?
 

Sabía usted que ...

Hierro
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Este elemento ha sido reconocido como uno de los nutrientes esenciales por sus numerosas funciones en el organismo.

El hierro se encuentra contenido fundamentalmente en los alimentos de origen animal como carnes (vacuno, cerdo, aves, pescados). A este hierro se le denomina “Hierro Hem”.

También se encuentra en alimentos de origen vegetal, leguminosas como porotos, cereales integrales y frutas secas. Este hierro se denomina “Hierro No Hem”. En el organismo, el hierro se encuentra formando parte de numerosos sistemas: médula ósea, glóbulos rojos, músculo, también en enzimas y ligado a proteínas en la sangre. Del hierro que se ingiere a través de los alimentos, se absorbe sólo un 25% en el caso del “Hierro Hem” y un 5% del hierro contenido en vegetales o “Hierro No Hem”. En personas con necesidades aumentadas, esta absorción puede mejorar, especialmente en el caso del “Hierro No Hem” cuando se ingiere acompañado de productos ácidos, como jugos de frutas y con azúcares.

El déficit de hierro produce anemia ferropriva, que es uno de los problemas nutricionales más frecuentes en el niño menor de dos años y en la embarazada y que debe ser tratado con una dieta adecuada y con suplementos de hierro. Un déficit de hierro permanente, especialmente en niños, se ha correlacionado con menor rendimiento intelectual y con una menor capacidad inmunológica (respuesta a las enfermedades).

El exceso de hierro, dado por el consumo indiscriminado de suplementos y en personas con algunos determinantes genéticos, se relaciona con el desarrollo de una enfermedad de depósito denominada hemocromatosis. No se recomienda el uso de suplementos de hierro en mujeres sanas postmenopaúsicas y en adultos mayores, porque aumenta el riesgo de enfermedades al corazón y alteraciones del colesterol sanguíneo.