Leguminosas
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Las leguminosas denominadas también “legumbres” son alimentos con un gran aporte nutritivo. Se presentan, en general, como granos secos separados de las vainas donde se producen: porotos, garbanzos, lentejas, arvejas. La soja también es una leguminosa de gran interés en nutrición. Las leguminosas son el alimento de origen vegetal con mayor contenido de proteína altamente disponible. Las leguminosas contienen proteínas de alta calidad (sólo son deficitarias en un aminoácido, la metionina). Esto se compensa al mezclar las leguminosas con cereales cuando

se preparan alimentos. También tienen una importante cantidad de fibra dietética (12% en especial de galactomananos), hidratos de carbono (como almidón 54%), grasa en pequeña cantidad (ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados), minerales como calcio, hierro, magnesio y zinc, vitaminas casi todas excepto B12 y D y B2 en pequeña cantidad.

 

Sabía usted que ...

Vitamina C
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

La vitamina C o ácido ascórbico es una vitamina que cumple numerosas funciones en el organismo: como antioxidante ya que puede actuar sobre los radicales libres, en la formación de colágeno que permite la integridad los tejidos y huesos y en la formación de neurotransmisores. También facilita la absorción del hierro en el intestino y promueve la resistencia a las enfermedades.

En la dieta se encuentra principalmente en frutas especialmente en los cítricos, en los berries y en los vegetales.

El déficit de esta vitamina se asocia con hemorragias en la piel, dolor articular, lesiones de piel. El escorbuto es la enfermedad producida por la falta de esta vitamina. El exceso se relaciona con gastritis y favorece la formación de cálculos renales.