Tamaño de Texto:

chocolate


El chocolate es un producto derivado del cacao (Theobromae), una planta que crece en las selvas húmedas de la América Central y África Ecuatorial, en ambientes húmedos y calurosos y a la sombra de otros árboles más altos que la protegen del sol y de la evaporación.

Existen variedades de formas y semillas, las que son ricas en grasas del tipo saturadas, ácido esteárico una grasa que no contribuye al aumento del colesterol sanguíneo, además de almidón y trazas de proteínas. La obtención de un buen cacao dependerá de la siembra, del manejo de la cosecha, la post-cosecha y el secado del cacao. Luego sigue el tostado, pelado y molido de la semilla obteniéndose de estos procesos la pasta de cacao, constituida por cacao y manteca de cacao.

El chocolate corresponde en general, a una pasta hecha de cacao molido a la que se agrega azúcar, manteca de cacao y leche entre otros ingredientes. Existen diferentes tipos dependiendo del contenido de cacao y de los ingredientes agregados. El chocolate negro es una mezcla de pasta de cacao en cantidades cercanas al 70% mezclada con azúcar. El chocolate con leche es la masa de cacao mezclada con leche en polvo o leche condensada azucarada. El chocolate blanco es una mezcla de leche, manteca de cacao y azúcar que le da un color blanco diferente a los otros tipos de chocolates. También existen formas líquidas de chocolates con agregado de aceite vegetal para mantener un aspecto líquido, sin embargo, éste no mantiene exactamente el sabor característico del chocolate.

El chocolate es un alimento que aporta mucha energía, grasa y proteínas cuando contiene leche. Su consumo debe ser moderado. Contiene teobromina, una sustancia que estimula el sistema nervioso central. La presencia de tiramina, histamina y feniletilamina en el cacao y chocolate puede en algunas personas susceptibles producir migrañas o exacerbarlas.