El Semáforo para Conocer Alimentos Saludables
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 La composición nutricional inadecuada de los alimentos puede favorecer el aumento excesivo de peso y favorecer el desarrollo de algunas de las enfermedades crónicas no transmisibles que acompañan a la obesidad (diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemias, resistencia a insulina y algunos tipos de cánceres entre otras. Las características de los alimentos no saludables están dadas en general por gran aporte de energía(calorías), alto contenido de grasas, de grasas saturadas, de ácidos grasos trans y que además aportan cantidades importantes de sal y azúcares, tienen un alto índice glicémico y un bajo contenido de fibra dietética.

Considerando la magnitud del problema en Chile, 20% de niños obesos a los 7 años, cifra que aumenta en edades mayores, es necesario poder generar regulaciones especiales sobre seguridad alimentaria y alimentación saludable, que recojan los principios y orientaciones ya desarrolladas en otros países con el objetivo de orientar al consumidor para que adopte conductas saludables, y que permitan advertir acerca de los riesgos de consumir alimentos nocivos para su salud.

 

La agencia nacional de alimentos Food Standards Agengy Board (FSAB), de Inglaterra, ha implementado una nueva forma de conocer la composición nutricional de los alimentos para facilitar la selección de una alimentación saludable mediante sellos (un semáforo): verde, amarillo y rojo en la cara principal de los envases de los alimentos que adviertan sobre el elevado, moderado o bajo contenido de sal, azúcares y grasas (rojo, amarillo y verde). Esta  iniciativa fue el resultado de una extensiva investigación en consumidores con participación de productores de alimentos, supermercados, consumidores y público en general.

 

En Chile, un nuevo proyecto de ley en discusión en la Comisión de Salud del Congreso Nacional recoge esta experiencia y plantea la adopción del “Semáforo” como una forma una de conocer y ayudar en la selección de alimentos saludables. También plantea la necesidad de limitar la publicidad y venta de estos alimentos considerando que la ingenuidad propia de los niños no permite discriminar cuando son expuestos a la publicidad masiva.

 

¿Quieres conocer como aplica el semáforo de los alimentos en Chile? Pincha aquí

 

Nutrientes Color Verde
Bajo Contenido
Color Amarillo
Mediano Contenido
Color Rojo
Alto Contenido
Grasas

≤ 1,5 gramos/100 gramos

≤ 1,5 gramos/100 ml

≥1,5 y a  ≤10 g/100 gr

≥1,5 y  ≤ 10 g/100 ml

≥ 10 g/100g

≥10 g/100ml

Grasas Saturadas

≤0,75 gramos/100 gramos

≤0,75 gramos/100 ml

≥ 0,75 y  ≤ 2,5 g/100 gr

≥0,75 y ≤2,5 g/100 ml

≥ 2,5g/100g

≥2,5g/100ml

Azúcares
(Como azúcares simpes agregados)

≤ 2,5 gramos/ 100 gramos

≤2,5 gramos/100 ml

≥2,5 y  ≤10 g/100 g

 ≥2,5 y  ≤7,5 g/100 ml

≥10g/100g

≥7,5 g/100ml

Sal

≤0,3 gramos/100 gramos

≤0,3 gramos/100 ml

(equivale a 120 mg de sodio)

 ≥0,3 y    ≤0,5 g/100 g

  ≥0,3 y    ≤ 0,5 g/100 ml

(equivales a entre 120 a 200 mg de sodio)

≥0,5 g/100 g

≥0,5 g/100ml

(equivale a más de 200 mg de sodio)

 

Add comment


Security code
Refresh

Sabía usted que ...

Omega 3
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasas poliinsaturadas esenciales para la salud, es decir, deben ser obtenidos de los alimentos porque el organismo no puede fabricarlos. Existen aceites vegetales que contienen grasas omega 3 (ácido linolénico) como la canola, la soja y también existen las grasas omega 3 denominadas de cadena larga y que se encuentran sólo en pescados grasos y aceites marinos.

Sólo un porcentaje pequeño de los omega 3 ingeridos de origen vegetal es transformado en el organismo a grasas omega 3 de cadena larga (ácido eicosapentanoico, EPA y docosahexaenoico, DHA). Sus beneficios están especialmente descritos para los Omega 3 de cadena larga y se relacionan con la prevención de enfermedades cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias, pulmonares y de la piel.

Son imprescindibles durante el embarazo y la lactancia para un correcto desarrollo de la función del sistema nervioso del recién nacido y de otras muchas funciones orgánicas. Para mejorar su aporte, se recomienda un consumo al menos de dos veces por semana de pescados de preferencia grasos.