Nutrición Lactante Menor
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 La leche materna es el único alimento capaz de satisfacer todos los requerimientos nutricionales durante los primeros 6 meses de vida, sin requerir otros alimentos agregados como agua o jugos. La succión precoz del calostro (primera leche) desde el nacimiento  mantiene en el niño los niveles adecuados de azúcar en la sangre, evitando la deshidratación y la pérdida exagerada de peso. Proporciona además, las inmunoglobulinas y otras proteínas para las defensas.

El amamantamiento favorece la relación madre hijo, al permitir el contacto piel a piel entre la madre y el niño, ayuda a mantener la temperatura corporal del niño y evita en este último el stress.

¿QUÉ HACER SI SIENTO QUE DISMINUYE LA LECHE?

A los tres meses puede presentarse una disminución aparente y transitoria de la leche materna, sin embargo, es la cantidad adecuada para el bebé. Para ello se debe amamantar con más frecuencia y permanecer tranquila, sabiendo que es una sensación transitoria. No se debe incorporar mamaderas, ni aguas, que llevarán al abandono de la práctica del amamantamiento.

SIETE RECOMENDACIONES PRÁCTICAS PARA FAVORECER UNA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA EXITOSA

  1. Al nacer el niño debe ser colocado seco sobre el abdomen de la madre (para establecer el primer contacto piel a piel
  2. Después de asear, pesar, medir se debe  poner el recién nacido al pecho. Inicie la lactancia materna dentro de la hora siguiente al parto.
  3. Amamante a su bebé a libre demanda, día y noche. Solicite permanecer  en habitación conjunta las 24 horas. No acepte que le den al bebé: fórmulas lácteas, suero, agua, ni chupetes.
  4. Después del primer mes de vida, se puede establecer un horario de alimentación en forma progresiva para que sea compatible con sus otras actividades, en general cada 3 a 4 horas.
  5. Si trabaja fuera del hogar aprenda en forma anticipada la técnica de extracción, transporte y conservación de la leche materna. Se recomienda dejar 150 a 180 ml de leche extraída en una mamadera y aumentar la frecuencia de amamantamiento al regreso a casa.
  6. No consuma tabaco ni alcohol.
  7. Si es necesario, asista a controles de lactancia para mejorar la técnica de amamantamiento, participando en grupos de pares para resolver en conjunto problemas comunes, apoyados por personal de salud entrenado.  De esta manera, se puede desterrar muchos mitos arraigados en nuestra cultura que limitan y entorpecen el amamantamiento, como por ejemplo: que la leche está delgada, que el niño no se alimenta bien, que queda con hambre, que no sube bien de peso entre otros.

¿QUÉ SUPLEMENTOS DE VITAMINAS Y MINERALES DEBEN TOMAR LOS NIÑOS MENORES DE SEIS MESES?

Los niños deben recibir vitamina D en gotitas en forma diaria desde el mes de vida, las que deben ser indicadas por su médico. El hierro en forma de gotitas debe indicarse entre el 4° al 6° mes como prevención para el déficit de hierro y de la anemia por carencia de hierro. En el caso de los prematuros la indicación se hace cuando el niño duplica su peso de nacimiento.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA?

1.- BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA PARA EL NIÑO

  • Nutrición óptima.
  • Mayor protección defensiva y menor frecuencia y severidad de infecciones.
  • Fácil digestibilidad.
  • Mejor crecimiento físico y desarrollo mental.
  • Mejor desarrollo intelectual, con un coeficiente intelectual 3 a 5 puntos más alto en promedio.
  • Mejor desarrollo dentomaxilar y facial.
  • Menor frecuencia y severidad de trastornos alérgicos en el primer año de vida.

2.- BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA PARA LA MADRE

  • Retracción precoz del útero y mejor recuperación.
  • Recuperación del peso, ayuda a perder grasa ganada durante el embarazo.
  • Prevención de cáncer de mamas y ovario.
  • Fortalecimiento de la autoestima de la madre.
  • Establecimiento del apego madre niño.
  • Satisfacción emocional de la madre.
  • Menor costo económico

3.- BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA PARA LA FAMILIA

  • Refuerzo de lazos afectivos familiares.
  • Prevención del maltrato infantil.
  • Espaciamiento de los nacimientos.

4.- BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA PARA LA SOCIEDAD

  • Disminución de la mortalidad infantil.
  • Disminución de enfermedades infantiles como enfermedad diarreica aguda (EDA), infecciones respiratorias agudas (IRA), anemia precoz y alergias.
  • Economía de recursos.

5. BENEFICIOS ECOLÓGICOS DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA

  • Recurso natural renovable, no contaminante y autosustentable.
  • Control del crecimiento de la población al espaciar los nacimientos.
  • Evita el desperdicio de recursos naturales y la contaminación por los envases, cajas y latas de alimentos artificiales.
  • Evita gastos de fabricación, en envases, comercialización, transporte y almacenamiento.
  • Evita el uso de fuentes de energía y de utensilios especiales para prepararla y suministrarla.

 

Sabía usted que ...

Grasas
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Las grasas o lípidos se definen como una clase de compuestos solubles en solventes orgánicos. La mayor proporción de lípidos consumidos en la dieta están constituidos principalmente por triglicéridos, que están formados por tres ácidos grasos (iguales o diferentes) junto a una molécula de glicerol. Los componentes más importantes de los triglicéridos son los ácidos grasos.

Dependiendo del largo de su cadena carbonada se clasifican en: “ácidos grasos de cadena corta” (menos de 8 carbonos), de “cadena mediana” (entre 8 a 11 carbonos), “intermedios” (12 a 15 carbonos) y de “cadena larga” (8 a 11 carbonos). Dependiendo del número y ubicación de los dobles enlaces que tengan, se determinará el grado de fusión (cambio de sólido a estado líquido), la solubilidad en agua, la digestibilidad y sus propiedades metabólicas, así como, sus efectos en los niveles de lípidos de la sangre.

Dependiendo de la cantidad de doble enlaces presentes los ácidos grasos se pueden clasificar en: saturados; monoinsaturados y poliinsaturados, lo que les confiere propiedades nutricionales diferentes.

La leche entera, la crema, la mantequilla, y algunos cortes de carnes de vacuno, así como el cordero cerdo y algunos pescados, así como las semillas nueces, maní, almendras, pistachos aportan distintos tipos de grasas.