EMPRESAS DE ALIMENTOS Y PRINCIPIOS EQUIVOCADOS
PRINCIPIOS DE  LA EMPRESA DE ALIMENTOS

Los alimentos son necesarios para preservar la salud y cada persona tiene requerimientos distintos acorde a su edad, género  y actividad física.

NUESTRA RESPUESTA

Los alimentos “saludables” son necesarios para preservar la salud. Ejemplo Verduras, Frutas, Cereales Integrales, Lácteos con bajo contenido de grasa. Sin embargo, el desarrollo de alimentos formulados con alto contenido de grasa, grasa saturada, ácidos grasos trans, sal y azúcar constituyen de acuerdo a toda la evidencia científica un riesgo demostrado para la salud. Producto de ello es que numerosos cuerpos científicos han incorporado pautas alimentarias (Recomendaciones OMS) y dieta no sólo en la prevención sino también en el tratamiento de muchas enfermedades crónicas (Ejemplo Nacional Cholesterol Panel, American Heart Association, etc). POR ELLO, NO DA LO MISMO QUE ALIMENTOS SE CONSUMEN.

Es cierto, cada persona tiene requerimientos distintos, por ello, estos alimentos formulados altos en grasa, sal y azúcar contribuyen a aumentar el aporte de calorías y de nutrientes definidos como críticos por sobre las recomendaciones diarias. Al agregarles grasas y azúcares aumentan en forma innecesaria el aporte de energía, en especial, para grupos de riesgo como son los niños, en una etapa de la vida, que marca la obesidad para el resto de la vida.
 
Síndrome Metabólico y Dieta
 El síndrome metabólico(SM) o síndrome de resistencia a insulina o síndrome X es una entidad clínica que agrupa una serie de alteraciones que determinan un incremento en la morbimortalidad de la enfermedad cardiovascular. Existen diferentes criterios para su definición ATP III, OMS, EGIR cuya aplicación determina diferentes prevalencias del síndrome en las poblaciones que se aplica. Aunque no existe una definición consensuada, éste se caracteriza por presentar  un conjunto de alteraciones tales como obesidad central, dislipidemia, presión arterial aumentada, resistencia a la insulina o intolerancia a la glucosa, asociado a un estado protrombótico y proinflamatorio que promueve la ateroesclerosis, incrementa el riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes. Numerosos estudios describen que existe un riesgo  1,5 a 3 veces superior de tener un episodio agudo de enfermedad de las arterias coronarias y de accidente cerebrovascular cuando se éste se desarrolla.

La obesidad y el sedentarismo son uno de los principales factores de riesgo subyacentes a esta condición, donde los cambios relacionados con los estilos de vida son las intervenciones más significativas para prevenir y modificar la resistencia a insulina, la hiperglicemia, la dislipidemia y los otros factores de riesgo que conducen a un aumento de la aterogénesis. En este punto, según numerosos estudios, la dieta tendría un papel relevante como estrategia de prevención.


 
¿Cómo se ha votado en el Congreso el Proyecto de Ley sobre Comida Chatarra?

 El Proyecto de Ley para limitar la venta y publicidad de comida chatarra en Chile ha sufrido numerosos cambios y modificaciones en el Congreso, desvirtuando lo que en principio se proponía como estrategia para combatir la obesidad, especialmente la obesidad infantil en Chile. Hay artículos y frases eliminadas, que a vista de nosotros los especialistas, parecieran destinados a preservar una forma de comercialización y una composición de alimentos  que dañan a la población. No se puede privilegiar el interés económico por sobre la salud pública, especialmente cuando, la promoción y venta de alimentos no saludables, altos en Grasas, Grasas Saturadas, Sal(Sodio) y azúcar(como azúcar agregada) es el principal determinante de esta epidemia de obesidad y enfermedades crónicas, que marcan la salud de nuestros niños para el resto de su vida. Pueden sacar sus propias conclusiones y pueden pensarlo cuando tengan que elegir a sus representantes. 

(Nota: donde dice Ejecutivo son las indicaciones que presentó el Ministerio de Salud como representante del Poder Ejecutivo).

Si quiere revisar la historia del Proyecto de Comida Chatarra. PINCHE AQUÍ.

Si quiere revisar las últimas indicaciones y cuales han sido rechazadas y como estaría quedando el Proyecto de Ley. PINCHE AQUÍ.

Si quiere conocer la opinión que dieron los especialistas en nutrición y los representantes de Empresas de Alimentos y Asociaciones Gremiales de Empresas de Alimentos en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. PINCHE AQUí

Si quiere darnos su opinión escriba a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 5 de 12

Sabía usted que ...

Agua

El agua es un componente fundamental para la vida, por esto no debe ser olvidado cuando hablamos de una alimentación saludable ya que debe estar siempre presente cuando nos alimentamos.

El agua cumple numerosas funciones en el organismo: es el medio de transporte de todos los nutrientes y productos de desecho metabólico; es un gran solvente; mantiene las estructuras celulares ya que los enlaces de hidrógeno entre moléculas de agua proveen factores de cohesión y ordenación; tiene una gran capacidad para atrapar el calor, por lo que participa en la regulación de la temperatura corporal; es un buen reactante, a menudo participa directamente en reacciones químicas de las células; es un buen lubricante y protector de los tejidos sensibles, ya que no es compresible por lo que resiste el aplastamiento. Por esto el agua es un componente fundamental en articulaciones, tubo digestivo y mucosas.

El feto es mantenido en un medio de agua, el líquido amniótico. El cerebro está rodeado del líquido cefalorraquídeo que actúa como mecanismo protector contra golpes y lesiones. El agua representa aproximadamente un 60% del peso corporal de un adulto y cerca de un 70% en niños pequeños. El agua para ser consumida debe haber sido tratada, es decir, ser potable o provenir desde fuentes naturales o manantiales, como son las aguas minerales.

Estas últimas se caracterizan por ser naturalmente libres de contaminación química y bacteriana y no haber recibido ningún tipo de tratamiento. Los niños deben tomar agua desde los seis meses de vida al menos cuatro a seis vasos y en adultos entre seis a ocho vasos durante el día. Esta cantidad debe aumentarse en climas cálidos, cuando se practican deportes y en algunas situaciones especiales como fiebre o enfermedades diarreicas.