NUTRICIÓN Y CÁNCER

Numerosos estudios observacionales que relacionan patrones de alimentación con desarrollo de cáncer muestran que aquellos países que han incorporado un patrón de alimentación denominado “occidental” con ingestas de alimentos con alto contenido energético(calorías), de grasas y azúcares presentan un mayor número de casos de cánceres de mama, próstata, colorrectal, esófago, estómago e hígado sugiriendo que algunos factores dietarios podrían estar relacionados con su desarrollo. Este patrón tipo “occidental” ha reemplazado las dietas tradicionales que contenían un predominio de cereales integrales, leguminosas, frutas y verduras. En general, estas dietas entregaban un menor aporte energético, un mayor aporte de fibra dietética y un bajo contenido de grasas saturadas y ácidos grasos trans. Los países en vías de desarrollo que han adoptado estos nuevos estilos muestran un perfil de cánceres semejante a los países desarrollados mostrando un aumento en el número de cánceres de pulmón, colorrectal, así como también, de mama en mujeres y próstata en hombres. Los estudios de migraciones de poblaciones muestran como la población migrante adquiere las características en relación a cáncer de la zona de destino, sugiriendo que el medioambiente, más que la herencia, sería responsable de las diferencias en las tasas de cáncer entre las regiones. Por ejemplo, los hombres japoneses tienen dos veces más cáncer colorrectal que los que viven en Japón y  las mujeres iraníes que migran a Canadá muestran un aumento de 4 veces en la incidencia de cáncer de mama y una importante disminución en hombres y mujeres de cáncer de esófago y de estómago

 
ENVASES PLÁSTICOS Y ALIMENTOS

Muchos cambios han tenido los envases de alimentos, desde la vasija de greda usada para el almacenamiento de alimentos en la antigüedad hasta nuestros días. Del vidrio, papel y cartón hemos pasado a una gran variedad de envases  denominados genéricamente plásticos. Estos nuevos envases fueron posible gracias a la capacidad para unir diferentes moléculas orgánicas para formar otras más grandes y pesadas, semejantes a las resinas vegetales, que son las denominadas resinas sintéticas o plásticas.

¿Cuáles son las características generales de los envases de plásticos para alimentos?

Los envases de alimentos deben fabricarse con materiales autorizados, que no modifiquen la composición o el sabor o el olor de los alimentos y no cedan componentes que constituyan un riesgo para la salud.

 
UNA BREVE HISTORIA DE LA SAL

El uso de la sal en la alimentación de los seres humanos está documentada en la historia de antiguas civilizaciones. Antes de Cristo ya se usaba como conservante de alimentos, y se obtenía ya sea, proveniente de minas de sal o producto de la evaporación del agua de mar. Los chinos la usaban como coadyudante en la elaboración de salsas, especialmente, en la antigua y conocida salsa de soya, así como también, en salsas de pescado. Se cuenta que un impuesto establecido al uso de la sal permitió construir la gran muralla china. El tema de los impuestos a los alimentos con alto contenido de sal pareciera entonces, no ser algo tan nuevo y en vez de entregarlo para murallas, en la actualidad, podría ser utilizado para impulsar campañas de alimentación saludable y no estaríamos haciendo algo tan nuevo.

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 12

Sabía usted que ...

Frutas y Verduras

Las frutas y verduras son alimentos imprescindibles cuando queremos tener una alimentación saludable. Se recomienda consumir diariamente al menos cinco porciones entre frutas y verduras. Estos alimentos son naturalmente libres de grasas y aportan una amplia variedad de vitaminas (carotenos, vitamina C, K y provitaminas), minerales, fibras y otros sustancias que contribuyen, por su efecto sinérgico, a mantener una buena salud. Estas contribuyen además en la prevención de numerosas enfermedades crónicas. La sinergia es la interacción de dos o más nutrientes y otras sustancias saludables contenidas naturalmente en los alimentos que potencian los efectos beneficiosos de estos alimentos en salud. La amplia variedad y el exquisito sabor y textura de frutas y verduras facilita su incorporación en cualquier preparación y en cualquier tipo de dieta.

Existen frutas y verduras de diversos tipos y colores y su oferta depende del clima y de la estación del año. Su color permite identificar algunas sustancias saludables que han demostrado numerosos efectos beneficiosos, ya sea como antioxidantes, en el mantenimiento de un buen estado de la piel y de la visión, y/o en la prevención de las enfermedades crónicas. Las verduras y frutas en tonos azules o púrpuras como moras, higos, uvas, pasas, repollo morado son ricas en antocianinas y fenoles. Las verdes son ricas en luteína e indoles: paltas, manzanas verdes, uvas verdes, kivi, espárrago, repollo verde, apio, espinacas, lechugas. Las blancas como los plátanos, peras, nectarines, coliflor, ajo, cebollas, hongos, papas contienen alicina. Las amarillas son ricas en vitamina C, carotenoides y bioflavonoides: pomelos, limón, naranja, damascos, papayas. Las rojas contienen licopenos y antocianinas: manzanas, cerezas, uva rosada, pomelo rosado, frutilla, sandía, tomate, papa roja. Consumir frutas y vegetales de diferentes colores durante el día favorecerá y potenciará los efectos protectores en salud que entregan todos estos componentes.